Día 5: Takayama (& BagPipe Café)

Shinkansen a Takayama

Una de las cosas más lindas de viajar por Japón es viajar en tren y, especialmente, usando el famoso shinkansen (tren bala). La red ferroviaria de Japón es super amplia y eficiente por lo que se puede llegar a cualquier lugar del país muy fácilmente (sobre todo si tenés tu JR Pass).

Así, me tomé el primer shinkansen del viaje rumbo a Takayama y, como es tradición para estos viajes, me compré un rico obento para comer. En las estaciones es muy común encontrar puestos de comida que venden obento (un set de comida preparado que normalmente incluye arroz, carne de pollo, pescado o cerdo y verduras) listos para comer, con palitos y salsa de soja incluidos.

Takayama

Luego de un placentero viaje desde Tokio, se llega a Takayama por la tarde y es el momento ideal para aventurarse a recorrer las pequeñas calles tradicionales del pueblo.

El recorrido es pequeño pero el ambiente tradicional del lugar es sencillamente deslumbrante.

El atardecer sobre las calles con negocios de madera le da una gran calidez al paseo y te invita a entrar a cada local para conocer sus secretos.

Desde tiendas de sake o productoras de miso hasta otras con infinidad de productos kawaii, todos los locales invitan a los viajeros a entrar y encontrar productos de Japón de lo más interesantes.

En una de las pequeñas tiendas de sake que se encuentra sobre Sanmachi, no sólo se puede conseguir una enorme variedad de tipos de sake, sino que se pueden degustar cualquiera de sus botellas. Se paga un pequeño importe por el que te entregan un vasito (¡especial para tomar sake!) con el que podés probar los distintos tipos de bebidas que comercializan.

En Takayama encontré un local, llamado Takayama Usagi House, con una cantidad enorme de productos inspirados en conejos. La ambientación del lugar, llena de los bellísimos conejitos (representados en los más diversos productos) es mágica. Hay de todo… ropa tradicional, utensilios, lámparas, medias, lapiceras, muñecos… ¡realmente todo lo que puedas imaginar!

En toda la zona de Gifu (donde se encuentra Takayama) es común encontrar un muñeco (generalmente rojo pero se puede encontrar en casi cualquier color), sin rostro, que se llama “sarubobo“. Este simpático muñeco tiene larga tradición y, antiguamente, las madres y abuelas solían coser este muñeco y dárselo a sus hijas como un amuleto para un buen matrimonio y familia.

En Takayama Usagi House tienen un tipo de “sarubobo” especial… ¿adivinas qué tiene de especial? … sí, ¡tiene forma de conejo! Lo llaman Ubobo y mientras que los muñecos sarubobo pueden encontrarse en casi cualquier local a lo largo de Hida, el Ubobo sólo puede encontrarse en este pintoresco local de Takayama.

Hyouka y el BagPipe Café

Por último, si te gusta el anime, te cuento que Takayama es el escenario donde transcurre la serie Hyouka por lo que hay varios lugares que se pueden visitar que sirvieron de escenario para la novela original y para el anime.

El lugar que más me gustó fue el café BagPipe. El lugar es adorable y es realmente idéntico a como se lo ve en algunos capítulos del anime.

El ambiente del café es muy europeo y la comida que sirven (principalmente las infusiones y las tortas) son deliciosas, así que el BagPipe Café es un lugar súper recomendable para desayunar o merendar para cualquier viajante que esté de paso por Takayama, y es imperdible si te gusta el anime.

Dentro del café hay además varias ediciones de las novelas y el manga de Hyouka, así como varios cuadernos donde los visitantes dejan dibujos, comentarios y reflexiones… ¡realmente es una experiencia diferente y divertida!

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.