Kinosaki Onsen

Kinosaki (城崎温泉) está ubicado en la costa de la prefectura de Hyogo. Es un pueblo tradicional que se levanta al costado de un río y su principal atractivo es tener una gran afluencia de aguas termales, lo que lo convirtió  en uno de los destinos más populares de la región de Kansai.

– Si no sabés lo que es un onsen o un onsen town, te invito a que leas otro post que escribí donde hago una introducción a los onsen. –

Kinosaki-Onsen es un lugar sumamente pintoresco. Logró mantener una ambientación muy tradicional, con pequeños ryokan e izakaya. Los visitantes suelen recorrer las calles del lugar vestidos en yukata y geta, conviertiendo así a Kinosaki en una postal que nos hace sentir que fuimos transportados en el tiempo, a un Japón de la era Edo (previo a que Japón sume componentes culturales occidentales a su tradición).

Los alojamientos

En Kinosaki, la mayoría de los alojamientos son ryokans (un tipo de alojamiento tradicional japonés), aunque también hay algunos pequeños hoteles. Lo más recomendable es alojarse en un ryokan ya que es el lugar ideal para disfrutar del lado más tradicional de Japón.

Los ryokan suelen ofrecer sus propios baños que si bien son más pequeños que los públicos, son menos concurridos (o sea, vas a tener más privacidad).

Por la estadía en Kinosaki, los visitantes reciben un ticket que puede ser usado para ingresar a los baños públicos sin costo. El ryokan, también le da a sus visitantes yukata y geta para que vistan durante la estadía. Dependiendo del ryokan, pueden ofrecer varias opciones de yukata para vestir 🙂

La comida

Además de los baños termales, otro punto muy importante cuando visitás Kinosaki-Onsen (o cualquier onsen town en general) es la comida. Los ryokan suelen ofrecer la posibilidad de incluir desayuno y cena con la estadía. Ambas comidas, como en todo ryokan, suelen ser realmente abundantes y deliciosas. Sin embargo, también es agradable tener la libertad de visitar cualquiera de los izakaya del lugar ya que suelen ofrecer platos tradicionales con ingredientes de la temporada.

Con cualquiera de las opciones (ya sea tomar la comida del ryokan o comer afuera) vas a poder disfrutar de la deliciosa comida del lugar, así que no hay forma de equivocarse.

Los baños públicos

El atractivo principal de Kinosaki Onsen son los baños termales. Kinosaki cuenta con un total de siete baños públicos. Cada uno tiene un atractivo característico por lo que los visitantes suelen recorrer todos los baños.

Satono-yu

 Es el baño público más grande de Kinosaki y está ubicado al lado de la estación de tren. Tiene dos tipos de baños y cuenta con cascadas y baños de neblina.

Jizo-yu

Tiene baños con techos altísimos y permite, por un costo adicional, reservar baños para uso familiar (es decir, de forma privada).

Yanagi-yu

Es el baño más pequeño y tradicional de Kinosaki. Cuenta además en su entrada con un ashiyu (baño para los pies), donde se suele ver gente sentada, descansando.

Ichino-yu

Tiene baños internos modernos, así como baños externos ubicados en una cueva. Por un costo adicional, permite reservar baños para uso familiar (es decir, de forma privada).

Goshono-yu

Es uno de los baños más grandes de Kinosaki y tiene un baño externo de varios niveles con una cascada.

Mandara-yu

Es el único baño que está fuera de la calle principal de Kinosaki y suele ser considerado uno de los más atractivos.

Kono-yu

Se trata del primer baño que existió en Kinosaki. Tiene baños externos con vistas al bosque.

Otros lugares para visitar

Además de los baños, Kinosaki cuenta con otros atractivos que le suman encanto a este lugar. Algunos de estos destinos, son el Templo Onsenji y la subida en teleférico al mirador de la montaña.

Teleférico. Uno de los límites del pueblo está formado por una montaña a la que se puede subir usando el teleférico del lugar. El teleférico tiene dos paradas. La primera (intermedia) permite llegar al Templo Onsenji, mientras que la segunda (última) permite llegar a la cumbre de la montaña donde, desde su mirador puede verse todo el pueblo de Kinosaki.

Templo Onsenji. Hacia uno de los límites del pueblo, hay un montaña sobre la que se encuentra el Onsenji Temple (温泉寺) – literalmente significa “templo del agua termal” -. El templo está dedicado a una figura budista que, de acuerdo a la leyenda, rezó por mil días para que el agua termal llegase a Kinosaki. Antiguamente, los visitantes debían primero ir al templo antes de ser admitidos en cualquiera de los baños públicos, pero en la actualidad esta tradición ya no se sigue. Cerca del templo, se encuentra también el Museo de Arte de Kinosaki, que tiene algunos elementos históricos así como los tesoros del templo.

El teleférico sale cada 20 minutos desde las 9.10 AM hasta las 5.10 PM.

El costo del viaje es de ¥900 (ida y vuelta al mirador).

El templo Onsenji se encuentra abierto entre las 9.00 AM y las 4.30 PM.

El costo para ingresar al templo y al museo de arte es de ¥400.

Mi experiencia

Estuve en Kinosaki dos noches con mi novio y realmente fue una experiencia completamente onírica. Caminar por la noche por sus pequeñas calles escuchando el ruido de los geta y viendo los cerezos en flor iluminados por faroles fue una de las experiencias más lindas del viaje.

Relajarse en los onsen es maravilloso y caminar por las calles del lugar recorriendo sus locales con una estética tan tradicional, me hizo sentir parte del lado más clásico de Japón.

La primera noche nos alojamos en Morizuya. No puedo empezar a explicarte lo increíble que fue la estadía en este lugar. Es un ryokan tradicional atendido directamente por sus dueños. Nos dieron un mapa de Kinosaki y nos marcaron los mejores lugares para comer así como los baños preferidos. El dueño nos ayudó en todo y, como descubrimos durante nuestra estadía, tiene alma de fotógrafo así que nos tomó muchísimas fotos en los alrededores del ryokan. En algunas, hasta aparece su hija más chiquita, Miu… realmente adorable 🙂

No cenamos en el ryokan, lo que nos permitió comer en un pequeño izakaya del lugar donde comimos, posiblemente, los mejores langostinos del viaje.

La segunda (y última) noche en Kinosaki nos alojamos en Higashiyamasou, un hotel tradicional japonés. Si bien el hotel es tradicional (la habitación tiene tatami, futones y el servicio incluye comida tradicional kaiseki), se trata de un hotel bastante grande y por lo tanto el trato es más impersonal que el que se puede tener en un ryokan. Si bien la estancia en el hotel fue muy agradable y la cena fue una verdadera fiesta de sabores (la comida es realmente abundante y deliciosa) es mucho más bella la experiencia de estar en un ryokan. Así que, de volver a Kinosaki-Onsen, iría a Morizuya sin lugar a dudas.

Por último, como recomendación, si vas a estar visitando un onsen (espero que sí, es una experiencia realmente recomendable), no dejes de leer mi otro post con información sobre cómo hacer uso de los onsen correctamente. Si te interesa visitar Kinosaki-Onsen, podés encontrar más información (en inglés) en su sitio web y se puede hacer reservas para cualquiera de los ryokan directamente a través de su sitio. Acá te dejo el link.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.