Los Onsen

Los Onsen

Los onsen (温泉) son aguas termales de origen volcánico y los japoneses los aman. Tanto es así que incluso en lugares donde no hay onsen naturales, como puede ser el área céntrica de Tokyo, se crearon baños con sofisticadas tecnologías para transportar el agua desde las termas, lo que le permite a los tokyotas gozar de un buen baño termal sin salir de la ciudad (como es el caso de Ooedo Monogatari que además es prácticamente un “parque temático onsen” abierto las 24 horas).

Japón es uno de los lugares con mayor actividad volcánica del mundo. Como consecuencia, es naturalmente rico en aguas termales y minerales. No sólo los onsen son un fenómeno natural propio de Japón sino que además están fuertemente ligados a la tradición de su sociedad y cultura.

Dependiendo de la ubicación es normal que haya opciones al aire libre que permiten contemplar el paisaje del lugar. Otros baños tienen las piletas de agua en lugares cerrados, pero aún así, la ambientación de los onsen busca siempre reflejar una conexión con lo tradicional.

Si mirás anime (o doramas) sabés que normalmente nunca falta por lo menos algún capítulo donde los personajes deciden ir a un onsen. Esto es un fiel reflejo de cómo los japoneses mantienen viva la experiencia del “onsen” aún en los tiempos actuales.

Los Onsen Town

Además de los baños termales ubicados en la ciudad, hay destinos que están pensados exclusivamente para disfrutar de los onsenEstos destinos suelen tener además de varias casas de baños y ryokans (alojamiento tradicional japonés) con baños termales propios, un conjunto de locales de souvenirs e izakayas para que los visitantes se relajen, caminen visitando los locales, coman y disfruten del lugar. 

Uno de los mayores atractivos de estos destinos es que son lugares sumamente tradicionales. La mayoría de los alojamientos le dan a sus clientes yukata y geta para que vistan, además de entradas de cortesía a los baños del lugar, por lo que por las tardes, cuando los visitantes salen a recorrer los  baños públicos vestidos en yukata, se genera una postal pintoresca que nos transporta a un Japón de la era Edo (previo a la restauración Meiji que introdujo rasgos occidentales a la cultura tradicional japonesa).

Cómo usar un onsen

Como mencionaba al principio del post, los onsen tienen una larga tradición en Japón, y por lo tanto si vas a visitar uno debés tener en cuenta que entrar al agua tiene su protocolo.

Lo primero que tenés que saber es que al agua se entra completamente desnudo (sí, completamente). Por este motivo, los baños están divididos entre hombres y mujeres.

Otro dato no menor es que el agua está MUY caliente, por lo que el tiempo que podés estar dentro del agua es reducido. Los baños son para relajarse, por lo que no está permitido nadar o moverse dentro del agua. La idea es que te ubiques en algún lugar y te relajes.

Usualmente, los japoneses suelen entrar al agua con una pequeña toalla húmeda que ponen en su cabeza (para minimizar el efecto del calor). Tanto el cabello como la pequeña toalla NO pueden tocar el agua.

Si vas a estar visitando un onsen, lo ideal es que primero leas sobre los pasos que debés seguir para disfrutar del baño (de todas maneras, los datos que menciono arriba son los principales), así evitás incomodar a cualquier otra persona que pueda estar usando el onsen.

Acá hay un link muy interesante que te explica con mejor detalle cómo disfrutar de un onsen correctamente.

Mi experiencia

Tuve la suerte de conocer Kinosaki-Onsen. Estuve dos noches, porque sabía que una me iba a resultar muy poco. Si decidís visitar un onsen town, lo más común es quedarse 1 ó 2 noches. La idea de estos destinos es hacer un pequeño “break” en el viaje y dedicarse completamente a descansar.

Kinosaki-Onsen es un lugar hermoso, al que se puede llegar en tren. Si vas a estar usando un JR Pass, podés llegar perfectamente a Kinosaki con el pase, ya sea desde Tokyo o Kyoto. Si te interesa conocer más sobre mi experiencia en este destino, podés leer mi otro post.

Los onsen tiene una larga tradición en la cultura japonesa, por lo que si vas a estar visitando Japón, espero que te animes a visitar alguno y experimentes en primera persona de qué se trata todo esto de relajarse en aguas termales a temperaturas inverosímiles mientras contemplas la naturaleza.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.