Las bici-veredas de Kyoto

En Kyoto casi no se ven bici-sendas, no, pero los kyototas no las necesitan, porque para ellos, las veredas vendrían a ser una gran bici-senda en la que pueden pedalear libremente recorriendo su hermosa ciudad.

La bicicleta es un medio de transporte muy común en Japón. La usan chicos y adultos. Lo más normal es ver a los ciclistas andando por las veredas, abriéndose paso con el famoso “ring-ring” del timbre de la bicicleta.

Las “reglas” que aplican (en teoría) a los ciclistas

Leyendo sobre las formalidades y leyes para andar en bicicleta en Japón, me encontré con varias reglas a tener en cuenta, aunque la mayoría no suelen cumplirse muy estrictamente. Entre ellas:

1. Los mayores a 12 años de edad no pueden andar en bicicleta por la vereda, excepto, que sea peligroso andar por la calle. En este caso, a modo excepcional, los ciclistas pueden andar por la vereda.

Esta regla no la vi cumplirse muy a menudo. Especialmente en Kyoto, donde todas las bicicletas suelen ir por la vereda (y muy rápido). Como peatón tenés que estar atento a abrirle paso a las bicicletas que vengan por la vereda, para evitar un accidente.

2. Está prohibido andar en bicicleta bajo la influencia del alcohol, o sosteniendo un paraguas.

Ambas prohibiciones son bastante livianas ya que la policía encargada de la seguridad vial suele hacer la vista gorda sobre ambas situaciones. Es bastante normal ver ciclistas llevando un paraguas cuando llueve y, bueno, también cruzarse a alguien con algunas copas de más manejando la bici en un lento zigzag.

3. Las bicicletas sólo pueden ser estacionadas en lugares habilitados. Dejarlas en lugares que no estén destinados al establecimiento de bicicletas, es ilegal.

Esta es posiblemente una de las pocas reglas que realmente se cumplen en lo que respecta al uso de bicicletas. No se ven bicis en lugares que no sean los estacionamientos habilitados. Otro punto para considerar es que no se puede subir con la bicicleta al tren. No hay ninguna ley que establezca esto pero sería muy mal visto que alguien suba la bicicleta al tren (por eso las estaciones suelen tener espacios habilitados para dejar la bicicleta estacionada antes de subir al tren).

Candados anti-robo (sólo para Japón)

Quiero agregar un comentario adicional sobre las bicicletas en Japón que definitivamente nos hace recordar que, después de todo, estamos efectivamente en Japón: comúnmente las bicicletas no se atan o encadenan a ningún lugar, es decir, se dejan sueltas, porque bueno, estamos en Japón y la tasa criminalística es realmente muy baja. Sin embargo, hay quienes de todas maneras le colocan un candado, pero lo característico del candado que usan es que traba la rueda para que no gire, por lo que no previene de que alguien levante la bicicleta y se la lleve. Definitivamente, un candado sólo útil en tierra nipona.

Mi experiencia en Kyoto

Después de estar caminando tranquilamente por las calles de Kyoto, ensimismada en la belleza del lugar, y de volver a la realidad por el leve golpe o roce de alguna bicicleta que pasaba a toda velocidad por al lado mío dejando una rara sensación de miedo y desconcierto, aprendí a estar más atenta a las bicicletas. Después de cruzarme con esta situación algunas veces, empecé a estar más consciente de las bicicletas que se acercaban por las veredas y a, instintivamente, correrme hacia los lados en cuanto escuchaba el timbrecito de las bicis apuradas.

No Comments Yet

Comments are closed