Los Ascensores de Akihabara

Japón es seguro, limpio, ordenado, eficiente… eso ya seguramente lo sabés a fuerza de haberlo leído y escuchado muchísimas veces. Ahora bien, hay algo para lo que seguramente no estés preparado y es para saber que toda esa seguridad y eficiencia no aplica en algunos lugares de Tokyo, más específicamente en Akihabara, y aún más específicamente en los ascensores de los locales.

1. Las puertas no tienen sensores

Los ascensores de Akihabara son posiblemente lo más inseguros del mundo, y no exagero.

Creo que es una expectativa “normal” esperar que un ascensor tenga un sensor en la puerta para evitar… bueno, para evitar que la puerta nos aplaste de repente cuando intentamos ingresar o salir. Esa expectativa no es adecuada en Akihabara, donde las puertas de los ascensores se abren y se cierran automáticamente por algunos segundos en cada piso donde se detienen. No importa si hay mucha gente intentando salir o entrar, o si hay alguien un poco lento, el ascensor va a cerrarse inexorablemente al cabo de unos segundos… así que mejor apurarse.

2. Los ascensores son realmente muy pequeños

No sólo los ascensores tienen las puertas más incontrolables e inseguras que vi, sino que además son diminutos. Cuando digo “diminutos” me refiero a que son muy pequeños aún para el estándar tokyota (los lugares en Tokyo son muy pequeños porque, como imaginás, el espacio disponible es poco y la gente, mucha). Así que vas a viajar bastante apretado, casi como un salaryman, yendo a la oficina en tren, en hora pico… bueno, tal vez no tanto, pero lo que quiero decir es que la segunda característica de estos ascensores es que son muy pequeños.

3. Los locales no tienen escaleras (o sólo las tienen para subir)

Para seguir con la lista de características que identifican (para bien o, principalmente, para mal) a los locales y ascensores de Akihabara, un elemento fundamental a considerar es que en la mayoría de los locales no hay escaleras. Sí, como lees. La única forma de visitar los distintos pisos de los locales es aventurándote en los diminutos ascensores. Algunos locales tienen escaleras que llegan hasta determinados pisos, o que podés usar solamente para subir (cuando empezás a recorrer el local) pero no para bajar o salir. Así que hay variedad… pero si querés pasar un día de diversión recorriendo los locales de Akihabara, los ascensores van a ser una visita obligada.

4. Los ascensores tienen muchísimas referencias otaku

Por último, y para no olvidar que estamos en Japón, los ascensores suelen estar llenos de stickers y carteles con imágenes de anime y con descripciones de lo que vas a encontrar en cada piso. Por supuesto, todo muy kawaii y muy colorido.

El tamaño diminuto de los ascensores, sumado a que varias personas se mueven entre los distintos pisos de los locales y que se escucha la música de cada piso, mezclada con los ruidos de los videojuegos (siempre hay algún piso con arcades luminosos) y con las risas que salen de los purikura, hacen que la experiencia de visitar los locales de Akihabara sea única (un poco peligrosa tal vez, pero definitivamente única).

Akihabara es uno de los lugares más divertidos de Tokyo, así que no te pierdas la experiencia de visitar los locales y de pasear en los ascensores más peligrosos y pequeños que te puedas imaginar.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.