Máquinas expendedoras de bebidas

Hay algo que es seguro: en Japón nunca vas a pasar sed.

Nunca en mi vida vi tantas máquinas expendedoras de bebidas como en Japón. No importa si estás en el centro de Tokyo, en una estación de tren, en una calle interna de Kyoto, en un pueblo, o subiendo una montaña. Siempre podés contar con el hecho de que vas a encontrar máquinas expendedoras.

La variedad de bebidas es tan sorprendente como la cantidad de máquinas. Hay bebidas frías y calientes. Hay café y té. Hay agua, jugos y gaseosas. Y sí, también hay máquinas expendedoras de cerveza y sake.

Lo único que necesitas son monedas, pero no te preocupes, siempre vas a tener monedas.

Te cuento un dato que me hubiese gustado saber (o al menos intuir) las primeras veces que compré bebidas en las maquinitas: cada lata o botella suele tener, debajo de su valor, una luz – esta luz suele indicar si la bebida en cuestión está caliente (roja) o fría (azul). Tal vez no lo parece pero es un dato importante, porque un jugo no necesariamente está frío o, a la inversa, un café o té puede estar frío en vez de caliente. Prestando atención a la temperatura a la que mantienen cada bebida, vas a evitar calmar tu sed en pleno día de calor con un jugo caliente, como me pasó a mí varias veces…

Para terminar el post, quería aclarar que lo de encontrarse una máquina expendedora al subir una montaña no es una hipérbole ni mera exageración.

En mi caso, subiendo el Inari Shrine en Kyoto, me crucé con un señor de avanzada edad que estaba subiendo las escaleras rodeadas de toriis como el resto de los peregrinos, con la diferencia que él lo hacía cargando con cajas en su espalda.

Llevaba las cajas a modo de mochila, y el contenido de las mismas no era más que bebidas para recargar las máquinas que se encontraban en lo más alto de la montaña.

Cuando llegué a la cumbre, cansada y con sed, me compré un agua mineral, pero no sin pensar en esas personas que hacen un trabajo (casi) invisible en Japón, manteniendo hasta las expendedoras más recónditas llenas de apetecibles refrigerios. Es gracias a ellos que nunca pasaremos sed en tierra nipona. Arigato gozaimasu!

Por último te dejo un video del canal Ask Japanese, donde se ven varias máquinas expendedoras en Tokyo y cómo interactuar con ellas (incluso explica cómo identificar si la bebida está caliente o fría).

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.