Comiendo en Japón (Parte II: Lo que vas a comer)

En este post te voy a contar sobre algunas comidas tradicionales o cotidianas (y muy sabrosas) que te vas a encontrar en Japón. A la mayoría de estas comidas no vas a tener que “salir a buscarlas” para probarlas, porque las vas a encontrar en cualquier izakaya, restaurante o konbini al que vayas.

Obviamente, el listado está lejos de ser exhaustivo. Simplemente listo aquellas comidas que más se ven en Japón. El listado es subjetivo (en base a lo que más vi y más recuerdo) pero la idea es darte una introducción a los nombres y tipos de comida con lo que te vas a encontrar.

Ahora sí, sin dar más vueltas, acá está el listado de comidas que tenés que conocer antes de ir a Japón (o mejor dicho, que seguro vas a volver conociendo):

Miso Soup

La sopa de miso suele ser infaltable en el desayuno, pero también podés encontrarla en el almuerzo o la cena. Es una sopa de color y aroma intensos. Su sabor es diferente (mucho más fuerte) a las sopas que normalmente consumimos en occidente (a base generalmente de verduras o alguna carne). Al principio tuve que acostumbrarme a su sabor, pero luego de tomarla en varias comidas, terminé por enamorarme de la sopa de miso. Tanto es así que actualmente la preparo en casa. Si viajás en épocas donde el clima es frío, la vas a disfrutar mucho más, pero es de todas maneras un “imperdible” de todo el año.

Onigiri

Para los japoneses, los “onigiri” equivalen a nuestros sandwiches. Es una comida que se prepara rápido y que usualmente se lleva a pic-nics o cualquier evento que requiera comer algo rápido y fresco. Ahora bien, un onigiri no tiene nada de parecido a un sandwich respecto a sus ingredientes. Sólo son “parientes” porque se preparan y comen en ocasiones similares. Es decir, rara vez un onigiri constituye una comida completa. Es siempre considerado un “snack”. Los onigiri son bolas de arroz rellenas (generalmente de pescado o umeboshi) y envueltas en alga nori. La diferencia radica siempre en el relleno, y hay realmente muchísima variedad. Los onigiri van a ser tu aliado perfecto a la hora del almuerzo o la tarde cuando quieras comer algo rápido. Las venden en todos los konbini y como dije, hay mucha variedad. Los onigiri que venden en los konbini vienen cerrados / envasados de un modo que el alga nori no esté en contacto con el arroz (para evitar que el alga se humedezca), así que vienen con instrucciones respecto a cómo abrirlos para que quede el onigiri entero y envuelto en el alga. Si bien las instrucciones son simples y los pasos están numerados en el envoltorio, ¡a mí me llevó varios intentos aprender a abrirlos de la forma correcta!

Ramen

El ramen se encuentra principalmente en puestos ambulantes de comida y en restaurantes pequeños. Se trata de una sopa de fideos hecha en caldo de pollo o cerdo y a la que, además de los fideos, se le agregan verduras, alga nori o huevo. El ramen es uno de los platos más económicos que se pueden conseguir ya sea para una cena o almuerzo. Además, los konbini o supermercados suelen vender ramen instantáneo para preparar sólo agregando agua caliente.

Tempura

Con el “tempura” se termina tu pensamiento (que podías estar albergando luego de leer este y otros posts) de que en Japón sólo ibas a comer cosas saludables. No te engañes: los japoneses suelen comer muy saludable (mucho agua, té verde, arroz, verduras y pescados) pero tienen también comidas muy calóricas, fritas y deliciosas que, para peor de males, van muy bien con cerveza o sake.

Se le dice “tempura” a un modo de preparación y cocción de la comida, que consiste en freír los ingredientes de un modo muy rápido. Es normalmente utilizado con verduras y mariscos. El tempura de verduras es realmente exquisito, ya que por su cocción rápida, las verduras (usualmente zanahoria, ajíes, cebolla, etc.) se mantienen crocantes pero con un sabor más suave luego de la cocción. El tempura es normalmente acompañado por alguna salsa que se utiliza para sumergir las verduras o mariscos.

Katsu o Tonkatsu

Siguiendo en la línea de alimentos fritos, algo que vas a ver muy a menudo en los restaurantes, es el tonkatsu (comúnmente abreviado como katsu). Se trata de un corte de carne de cerdo rebozado en panko (*) y frito. Es algo parecido a nuestra clásica “milanesa” con la diferencia que está hecho a base de carne de cerdo, y el rebozado es de panko en vez de pan rallado. La carne de cerdo se fríe, quedando dorada y crocante por fuera, y jugosa por dentro. Normalmente se sirve con una salsa especial y se acompaña con arroz y verduras.

Un dato adicional a tener en cuenta es que, como todas las comidas japonesas, se come con palitos, por lo que el corte de carne viene con cortes verticales que te permiten separar los bocados más fácilmente haciendo uso sólo de los palitos. El katsu fue uno de mis platos favoritos en Japón y tiene algunas variantes como el katsu sando (es el katsu entre dos panes, es decir, en sandwich – y es muy normal verlo presentado de esta manera en los bentos) o el katsukarē (con curry japonés).

(*) Panko. El katsu, así como otras comidas (normalmente langostinos), suelen ser rebozados y fritos. El “rebozado” en Japón se hace con panko; el panko es el “pan rallado” japonés. No está hecho a base de pan sino de harina,  y otorga a los ingredientes una textura muy crujiente y ligera. El panko es otro de esos ingredientes que hoy no faltan en mi cocina.

Shabu-Shabu

El shabu-shabu se prepara sumergiendo trozos de verduras y fetas de carne de cerdo en una olla con caldo (dashi) hirviendo. Además de las fetas de carne de cerdo, se suele agregar zanahoria, hongos shiitake, cebolla y hakusai. La olla es normalmente llevada a la mesa junto a los ingredientes, por lo que es el mismo comensal quien va sumergiendo la carne y la verdura y luego va retirando porciones para comerlas. El shabu-shabu es realmente delicioso así que espero que reserves al menos alguna de tus cenas en Japón para probarlo.

Gyoza

Debe haber pocas cosas en la comida japonesa que al verlas puedan resultar tan “intuitivas” para un argentino como el gyoza. Es que el gyoza no es nada más ni nada menos que una empanada. Son pequeñas (después de todo están pensadas para comerlas de un bocado con los palitos) y su relleno está hecho a base de carne de cerdo y verdura (principalmente cebolla de verdeo). Se cocinan a la plancha por lo que el exterior suele tener áreas doradas y crujientes. Se comen calientes / recién hechas por lo que es súper recomendable acompañarlas con una cerveza bien fría 🙂

Udon

El udon es un plato “parecido” al ramen en concepto ya que técnicamente se trata de una sopa de fideos. Ahora bien, el udon tiene la particularidad de contar con fideos mucho más gruesos que el ramen, y con mucha menos cantidad de caldo. Además de los fideos, que son el corazón del udon, suele acompañarse con tempura, por lo que se trata de un plato muy completo y calórico. Ideal para una cena en una noche fría de Japón.

Yakitori

El yakitori es esencialmente una brochette de pollo. Usualmente se consigue en restaurantes especiales, conocidos como yakitori-ya, donde sólo venden este tipo de comida. De todas maneras, también es común encontrar yakitori en los izakaya o en los stands de festivales.

Los yakitori se hacen con un corte específico de pollo por lo que si bien generalmente sólo son de pollo, hay variedad de cortes para elegir.

Hay muchas otras comidas que vas a conocer en Japón, pero las que listé en este post las vas a ver constantemente en los restaurantes, puestos e izakayas que encuentres mientras caminás por las calles de Japón. Animate a comer todas las opciones que encuentres porque la comida es realmente deliciosa y va a sumar muchísimo valor a tu experiencia en Japón. También tené en cuenta que es mucho más económico comer comida realmente japonesa que ir a restaurantes de tipo occidental, así que ahí tenés otro motivo para comer toda la comida japonesa… Eat ALL the food!

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.